LAS ETIQUETAS SON PARA LOS BOTES

TALLERES DE EDUCACIÓN EMOCIONAL

En la sesión de esta semana “Las etiquetas son para los botes” nos hemos centrado en nuestro autoconcepto y la diversidad, porque pensamos que son aspectos muy importantes a tratar en relación a prevención de Bullying y desarrollo de autoestima positiva.

Cuando hablamos de autoconcepto nos referimos a la percepción o descripción que hacemos sobre uno mismo y hablamos de características físicas, psicológicas, emocionales, etc. Según la valoración que hagamos de ese concepto de nosotros mismos, desarrollaremos una autoestima positiva o negativa. Todas las personas poseemos autoestima y ésta puede ser más o menos positiva según la valoración que hagamos de nuestro autoconcepto.

A lo largo de nuestro desarrollo vamos formando nuestro autoconcepto y en él pueden influir los mensajes que recibimos de nuestro alrededor, es decir, lo que las personas digan sobre nosotros. Por ejemplo, si continuamente recibo el mensaje de que soy un desastre porque a veces no ordeno mi habitación, el ser un desastre puede llegar a formar parte de mi autoconcepto teniendo la consecuencia por ejemplo de que como yo soy un desastre, para qué voy a hacerme la cama. En este sentido es importante hacer una diferenciación en nuestro lenguaje en relación al ser o hacer. No es lo mismo que me digan que soy un desastre, a que me digan simplemente que no he hecho la cama. Lo primero puede formar parte de mi autoconcepto y lo segundo puede hacer que actúe de que alguna manera ya que sólo hace mención a la conducta.

Volviendo a la influencia que pueden llegar a tener los mensajes que recibimos de nuestro entorno, durante la sesión hemos hablado de las etiquetas que a veces podemos decir y/o recibir sobre características de nuestro físico y/o personalidad que pueden influir en nuestro autoconcepto y posterior autoestima.

Continuamente empleamos etiquetas y si observamos nuestro alrededor, todo posee una etiqueta que nos informa de las características del producto y nos ayuda a hacernos una idea de la calidad del mismo, por ejemplo. En el caso de las personas, las etiquetas pueden limitarnos porque pueden hacer que actuemos y seamos como aquello que nos dicen que somos o nosotros pensamos que somos, generando en nosotros la sensación de que no podemos cambiar. Por ello es importante tomar conciencia de las etiquetas que poseemos y reflexionar si nos ayudan a describirnos o comprendernos mejor o si por el contrario nos limitan. En la sesión de hoy hemos trabajado nuestro autoconcepto, haciendo hincapié en la idea de que todos somos diferentes, especiales e importantes, e identificando, reconociendo y eliminando de nosotros las etiquetas limitantes que pensamos poseer.

Para conseguir nuestros objetivos, hemos llevado a cabo varias dinámicas a través de las cuales, los niños han ido elaborando su autoconcepto. Se han descrito físicamente tomando conciencia de la gran diversidad que existe entre las personas y de las peculiaridades que cada uno posee y le hacen único y especial. También hemos reflexionado sobre algunos temas que les pueden ayudar a elaborar una descripción de aspectos de su personalidad: cómo soy en casa; cómo soy en el cole; lo que más me gusta hacer es; lo que menos me gusta hacer es; lo que se me da muy bien; lo que me gustaría mejorar. 

Tras esta autorreflexión, les hemos ayudado a  tomar conciencia de las etiquetas que poseen, de aquellas que le limitan o no les gusta poseer, y también a ampliar a su autoconcepto con cualidades positivas que ellos mismos han identificado como propias. Después, unos a otros se han dicho cualidades positivas que poseen sus compañeros y hemos visto cómo nos sentimos cuando nos dicen cosas positivas sobre nosotros mimos, reflexionando también sobre cómo nos sentimos cuando los demás nos dicen cosas que no nos gustan de una forma poco constructiva.

Para finalizar la sesión, cada uno ha elaborado un marcapáginas dibujándose a sí misma y escribiendo una descripción sobre sí mismo, nombrando características positivas que considera poseer.

Teniendo en cuenta que los niños están en continuo desarrollo y que la valoración de los demás les puede influir en la elaboración de su autoconcepto, puede ser aconsejable mostrar a nuestros hijos una buena imagen sobre ellos mismos reconociendo sus logros y aspectos positivos más que los negativos. Podemos ayudarles en  su autoconocimiento, a que sean conscientes de sus logros, de sus características como persona y ayudarles en sus limitaciones. No se trata de obviar los aspectos negativos o algunos comportamientos negativos, sino de evitar algunas expresiones como “siempre” o “nunca”, o prestar atención a la diferencia entre “ser” y “estar” en nuestro lenguaje, ya que éstos pueden limitar los intentos de cambio. Podemos ayudarles a reflexionar permitiéndoles a ellos  la posibilidad de resolver situaciones y que sientan que todos podemos cometer errores. Para evitar etiquetar a nuestros hijos, podemos poner ejemplos de la conducta en particular y no generalizar.

La idea es hacerles sentir que les amamos incondicionalmente por quien es, y que su conducta nunca hará que les dejemos de amar.

¡Hasta la próxima sesión!

centrodepsicologiaevacandela@gmail.com

646781975 (también wathsapp)

, , , , , ,

Comments are closed.