NI UN BESO A LA FUERZA

TALLERES DE EDUCACIÓN EMOCIONAL

Los abusos sexuales en la infancia son una realidad y ocurren con mayor frecuencia de lo que pensamos en contextos familiares o cercanos del niño.

Son un grave problema social que puede afectar a niños de cualquier nivel sociocultural y por ello como profesionales apasionadas por nuestro trabajo y por la prevención, hemos querido dedicar algunas sesiones de los Talleres de Educación Emocional para esta labor tan importante en el desarrollo de los niños como es la prevención de abusos sexuales.

En lo que a prevención de abusos sexuales en la infancia se refiere podemos trabajar varios aspectos y en la sesión de esta semana nos hemos centrado en la toma de conciencia de nuestras emociones y de nuestro cuerpo para de esa forma poder rechazar los contactos desagradables y decir NO.

Hemos hablado del cuerpo identificando todas las partes del mismo desde un contexto positivo sin caricaturizar ni estigmatizar, tomando conciencia de que no poseemos un cuerpo sino que somos cuerpo, que cada uno es dueño del suyo y por tanto, es responsabilidad de cada uno su cuidado. En este punto hemos reflexionado sobre cómo cuidamos nuestro cuerpo, hablando de higiene, alimentación, deporte y sueño.

Con la ayuda del cuento “Ni un besito a la fuerza” hemos hablado de los diferentes tipos de besos que podemos dar y recibir y cómo los sentimos en el cuerpo, desde el beso de nuestro perro con la nariz mojada y fría, hasta el cálido y cariñoso beso de buenas noches de mamá.

Hemos visto como el cuerpo siente y se comunica con nosotros y cómo podemos identificar lo que nos gusta sentir y lo que no, ya que a veces podemos tener sensaciones agradables y otras veces, sensaciones desagradables. De esta forma reflexionamos sobre que podemos decir NO ante las sensaciones desagradables porque somos dueños de nuestro cuerpo, lo cuidamos y respetamos. Para trabajar este punto hemos visto unas imágenes en la que los niños han ido pensando e identificando qué tipo de sensaciones y emociones  sentirían en cada una de ellas.

Para finalizar la sesión cada niño ha elaborado su “Saco de Sensaciones Agradables” en el que han guardado algunas cosas que le transmiten sensaciones agradables como una pluma para hacer cosquillas, un pompón de tul para sentir otra sensación diferente a la pluma, un saquito de hierbas aromáticas y un trocito de tela mojado en esencia para oler, y un saquito de legumbres para tocar.

Teniendo presente que los abusos sexuales en la infancia ocurren en contextos cercanos al niño, es importante transmitir a nuestros pequeños el mensaje de que su cuerpo les pertenece y ellos son dueños del mismo y por tanto pueden decidir sobre él.

Os deseamos unas Felices Fiestas llenas de emociones positivas.

¡Nos vemos en Enero con más Educación Emocional!

centrodepsicologiaevacandela@gmail.com

646781975 (también wathsapp)

, , , , , , , , , , ,

Comments are closed.