“YA NO ME QUIERES”

TALLERES DE EDUCACIÓN EMOCIONAL

A lo largo de nuestra vida, todos hemos sentido o sentiremos celos con mayor o menor intensidad, bien cuando éramos pequeños y/o bien en la edad adulta. La diferencia consiste en qué hacemos con esa emoción que de repente nos invade. Podríamos definir los celos como una emoción subjetiva caracterizada por la sensación de frustración al creer que ya no somos correspondidos emocionalmente por las personas queridas (padres, hermanos…) o, al menos, no con la intensidad y frecuencia que deseamos. En los niños/as, los celos pueden surgir cuando nace un nuevo hermanito/a; cuando sienten que un amigo/a ya no les presta la misma atención que antes o cuando este pasa más tiempo con otro niño/a…En definitiva, hay muchas situaciones en las que los más pequeños pueden sentir celos y nuestra labor es darle herramientas para saber gestionarlos.

Por ello, en la sesión de esta semana llamada “¡Ya no me quieres!”, nos hemos centrado en la conciencia y autorregulación emocional de los celos. Dicho de otra forma, el objetivo de este taller ha sido que los niños conozcan qué son los celos, que aprendan a detectarlos y de qué forma es más saludable gestionarlos para no hacer daño a los demás y a ellos mismos, así como fomentar en ellos una buena autoestima como forma más directa de reducir poder esta a emoción.

Se ha comenzado la sesión, como siempre, trabajando la autoconciencia emocional. Para ello, cada niño/a ha contado al resto qué emociones sentía y por qué las sentía. También, se les daba la posibilidad de que contaran otras emociones que hayan sentido durante la semana o durante el día pero que no fueran justo la que sentían en el momento presente.

Para continuar, se ha puesto una serie de imágenes en las cuáles aparecían personas pudiendo expresar la emoción protagonista de nuestra sesión de hoy: los celos. Se ha aprovechado estas imágenes para hablar sobre ella y explicarles a los niños/as que podemos sentir celos cuando pensamos que podemos perder la relación con otros porque ya no somos importantes para una o varias personas y ya no nos quiere/n, o no lo hacen al menos de la misma forma. Se ha aprovechado para explicarles que cuando aparece esta emoción, también pueden aparecer otras con ella, como la tristeza, la rabia, el amor, la frustración…y estas pueden hacer que reaccionemos de diferente manera y sentirnos mal con nosotros mismos, así como que también otros se sientan mal con nuestras acciones.

Aprovechando esta reflexión, hemos hecho una actividad en la que cada niño/a compartía con el resto experiencias en las que ellos mismos hayan podido sentir celos. Se ha aprovechado estas experiencias para preguntarles si alguna vez han sentido que algún amigo o amigas la dejado de querer, cómo se sintieron, qué hicieron, cómo pensaban que se sentía la otra persona. Se ha hablado de la tristeza que podemos sentir cuando perdemos a alguien y cómo la podemos gestionar: aceptar, validar, expresar, reponernos.

La siguiente actividad ha consistido en que cada niño/a dibujase una margarita con varios pétalos. En cada uno de ellos, se debía indicar cualidades positivas de ellos mismos siendo esta actividad muy importante para que tomen conciencia de sus propias virtudes y aprendan a valorarse, pues todos tenemos motivos por los que sentirnos orgullosos de nosotros mismos. Después, cada uno lo compartiría con el resto de sus compañeros. Para terminar la sesión, se ha hecho una manualidad en la que han recortado corazones de diferentes colores y en cada uno de ellos han escrito nombres de personas que son importantes para ellos/as.

¡Hasta la próxima sesión!
centrodepsicologiaevacandela@gmail.com
646781975 (también wathsapp)

, , , , , , , , , , , ,

Comments are closed.